CrianzaMaternidad

Mi hijo no llevó chupete y sobrevivimos.

cuando dar el chupete

Soy de las que piensa que si tu hijo no quiere algo, no vale la pena forzarle a que lo quiera. En el caso del chupete fue contundente, dijo NO al chupete. Si se lo ponías, ya podías agacharte rápido porque lo escupía con ganas. Si te pilla el ojo te entuertaba. Solo tengo una foto de él con chupete de uno de los intentos. Nos duró con chupete el tiempo justo para hacerle la foto.

Hasta los 2 meses no intentamos ponerle chupete. Yo le daba pecho a demanda. Mi matrona en las clases de preparto nos dijo claramente que sino queríamos tener problemas con la lactancia y tener pechos agrietados, el chupete no se le ofrecía hasta estar instaurada la lactancia. Nos dijo que esperáramos 2 meses para ofrecerlo. Yo fui bastante obediente (he de decir que jamás tuve grietas, me imagino que por esto y por la superclase de lactancia que nos dio).

Cuando intentamos que cogiera el chupete, (la verdad no sé muy bien para qué), directamente lo rechazaba. Había oído  a muchas mamás decir que sus hijos tampoco lo querían y que prácticamente les obligaron a que lo cogiera. Y entonces me pregunté porqué obligarle si después se lo íbamos a tener que quitar. Será más fácil sino le obligamos.

Me pregunto como sobrevivieron en el paleolítico sin el chupete. Sí, es muy práctico, si lloran se lo pones y no hay niño o eso dicen. Empiezo a pensar que si los niños no quieren chupete no tiene mucho sentido obligarles porque sea lo que se ha hecho siempre. Yo creo y afirmo que hay otras alternativas para calmar a los bebés sin recurrir al chupete.

Si tienen cólicos (como nos pasó a nosotros), un chupete no le va a calmar (llora de dolor). ¿A tí te calmaría el dolor?. Si esto fuera así entonces no existiría la anestesía, nos pondrían un chupete  cuando nos fueran a operar y listo.

  1. Tenemos que entender que necesita un bebé. Brazos, a mamá y a papá, dormir y poco más.
  2. Tenemos que saber porqué llora un bebé. Llora porque tiene hambre, tiene sed, sueño, hay que cambiarle el pañal y le molesta o tiene dolor. Busca consuelo, mimos etc.
  3. Saber que es más eficaz para calmar al bebé. Los brazos o el chupete. Lo que consuela a un niño una vez que sus necesidades quedaron cubiertas, sin ninguna duda son los brazos. Comprobado. Creo que el chupete lo que hace es sustituir esa parte, sobretodo cuando tienes prisas y tienes que hacer cosas. Hamaquita y chupete y listo. Pero después cuando le quites el chupete no entrará en la hamaquita porque ya será mayor y no le darás otro chupete para que deje de llorar porque sino nunca se lo quitarías. Entonces es un poco como la pescadilla que se muerde la cola. Si paras y le coges en brazos a la larga es mejor.

 

¿Por qué digo que sobrevivimos sin el chupete?

Sobrevivimos, porque a falta de chupete el hambre agudiza el ingenio.

Cuando tenía dolor le daba pecho esto es infalible para calmarle. Ahora ya no lo calmo con teta, no siente esa necesidad de calmarse así (aunque seguimos con la teta). Ahora busca brazos y mimitos y con eso se consuela, así que un bebé que toma biberón lo mismo. En los brazos es donde se sienten seguros. No tengas miedo de cogerle, no se acostumbran. Aprovecha ahora porque cuando menos te lo esperes ya no podrás cogerle en brazos y lo echarás de menos.

La espalda se resiente de tanto cogerle en brazos, un buen portabebé ergonómico soluciona este problema y además te deja las manos libre para hacer otras cosas y se quedan dormiditos en seguida. Esto también lo tengo comprobado.

Para relajarle, un baño calentito, música de Mozart, sonidos de la naturaleza (como el mar, por ejemplo), también le ayudaba a dormir. Me bajé una aplicación en el móvil con sonidos relajantes y era una pasada. Hay quién usa el sonido del secador o el calefactor y les funciona de maravilla. A mí al principio con el secador se dormía, después ya no. Si decides usar el secador, ponerlo siempre en una zona alta para que no lo coja y alejada del bebé o el niño. Queremos que se duerma, no que se tueste.

La ventaja de que no haya querido chupete y nosotros no le hayamos obligado a aceptarlo es que no nos vamos a romper mucho la cabeza en pensar como quitárselo. Un niño que no ha conocido el chupete no llorará por algo que no conoce. Cuando le quites el chupete tendrás que pensar en como hacer para consolarle. Y tendrás que buscar el sustituto del chupete o inventarte una historia y esperar que funcione. Esto pasa sino has tenido o tienes la suerte de que sea el peque quien te diga que ya no quiere chupete, entonces el camino es infinitamente más llevadero ¿verdad?.

Otra ventaja, no sé si será cierta, es que no se le torcerán los dientes. Pero esto ya me suena a leyenda urbana hasta que no lo compruebe con mis propios ojos.

Con esto no quiero decir que no le des el chupete. Cuento mi historia para que veas que no es raro que haya niños que no lo quieran y que buscando otras alternativas también se consuelan y dejan de llorar. Lo del chupete mejor que sea una elección del niño y no de los padres. Piensa en la ventaja de no obligarle, que eso motiva mucho para no caer en el consejo de la abuela.

¿Tu peque llevó chupete? ¿Cómo fue la fase de quitar el chupete? Cuéntame tus trucos para ayudar a otras mamás a superar esta fase sin morir en el intento. Y ya sabes que si te gustó puedes darle a me gusta o compartir en tu red social favorita. Muchas gracias.

 

 

 

5 comentarios en “Mi hijo no llevó chupete y sobrevivimos.

  1. Mi niña pesó 4,400 al nacer. Ya en el hospital de la fuerza con la que amamantaba me aparecieron gritas. Tú imagínate, ella llorando como una magdalena de hambre, yo dolorida y con heridas en el pezón. Mamaba y veía las estrellas. aún así aguanté. Con la cremita que me daban y mucho sufrimiento la cosa mejoró. Cuando llegamos a casa con mi peque de dos años adaptándose a su nueva vida con hermana tragaldabas, las grietas de nuevo hicieron su aparición. Seguramente con asesoramiento y paciencia se podían haber solucionado. Pero sabés qué hice? Darle el chupete a mi hija. Lloraba yo, lloraba el bebé, lloraba el mayor….y a puntito de llorar estaba el padre de las criaturas. Y de repente se calló. Y dejé de llorar yo, dejó de llorar ella y dejó de llorar el mayor. No sé si en la prehistoria vivían sin chupete, o se las apañaban de alguna manera más rudimentaria para que los peques calmaran las ganas de succionar, cuando por ejemplo la madre fallecía, chupando yo que se qué. Pero en mi caso sin el chupete no hubiera logrado sobrevivir. Y seguí amamantando a mí peque, sin incidencias con la lactancia y con mis pechos recuperándose al no tener todo el día un bebé pegado. No digo que el chupete sea bueno, pero tampoco es malo. Cada niño es un mundo, y cada momento único e irrepetible, por lo que es difícil sacar conclusiones. Perdona por lo que me he enrollado

    1. Cada maestrillo tiene su librillo para sobrevivir, en esto de ser padres no hay libro de instrucciones. Yo intenté darle chupete pero realmente él no lo quería así que a pesar de sus cólicos logramos sobrevivir. Te admiro un montón 2 peques con solo 2 años de diferencia ole ole y ole. Eso es sobrevivir y lo demás son tonterías. Gracias por comentar.

      1. Te haces millones de esquemas, llega El Segundo y te pone todo patas arriba….no me quiero imaginar el tercero. Nunca paramos de aprender y sorprendernos. Ya sabes que me gusta mucho tu blog?

  2. Mi niño tampoco ha querido nunca el chupete, intenté varias marcas porque a veces de muy pequeño en el coche se ponía a llorar y teníamos que buscar un sitio donde parar porque sólo se consolaba con la teta… A mí también hubo gente que me explicó que se lo aguantaban con la mano para que no lo escupiera, y cosas así. Yo no quise obligarle nunca. Hay bebés que cogen el chupete enseguida, estupendo! El mío no lo ha querido nunca. Lo bueno? Va a cumplir 20 meses y no sabe lo que es el chupete, así que no tengo que pensar cómo quitárselo. La gente se sorprende mucho cuando explico que a mi hijo nunca le ha gustado el chupete.

    1. A raíz de este post estoy descubriendo muchos peques que no conocieron la existencia del chupete y me encanta. Y la verdad que no lleven chupete es lo más cómodo aunque, en un principio no lo parece. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *