habitación Montessori

¿Por qué tener una cama Montessori en casa?

La importancia de dormir a ras del suelo

Seguro que conoces el método Montessori o has oído hablar de él. Probablemente si has llegado hasta aquí es porque estás pensando como hacer la habitación de tu peque y has visto unas camas Montessori chulísimas de las que te habrás enamorado. Quizás no estés muy segura realmente para qué sirven, porqué son así de bajitas, a que edad pueden dormir ahí o como van ayudar a tu peque. No te preocupes porque tengo la respuesta a todas esas dudas con esta súper guía sobre este peculiar mueble infantil con enfoque Montessori.

¿Qué es una cama Montessori?

Una cama Montessori es una cama a ras de suelo que sirve para estimular la autonomía y el desarrollo de los más pequeños de la casa. Facilita el movimiento, y la independencia del peque al no tener que necesitar a nadie que le suba o le baje de la cama. Evita accidentes innecesarios y pudiendo dormir con total seguridad sin riesgo de caídas aparatosas.

cama tipi

¿A que edad se puede dormir en una cama Montessori?

Según María Montessori, a partir de los 6 u 8 meses, pero dependerá mucho del peque y tus circunstancias familiares.

Por experiencia, con los 2 peques que tengo, yo sugiero que se haga en el momento que el bebé ya empieza a moverse bastante, rodar o gatear, pero esto depende de cada una porque es algo que tienes que ir viendo. Por ejemplo, como yo di lactancia materna a demanda, estuvimos colechando muchísimo tiempo porque era la manera en la que yo podía dormir un poco mejor, les cambié a su cama cuando dejaron de pedir las tomas nocturnas. Aún así, es muy interesante tener ya la cama a ras de suelo preparada, al menos, para dormir la siesta.

¿Por qué plantearse comprar una cama Montessori?

Para favorecer la autonomía e independencia del niño

María Montessori sugería una cama cuadrada que permitiera al niño elegir su posición, un colchón en el suelo bastaba para favorecer esa libertad de movimiento. Esto permite al peque salir de ella sin necesidad de estar detrás de unos barrotes. Cuando el peque despierta, favorece el movimiento así como la exploración y a su vez, en caso de tener sueño, al estar accesible se meterá dentro de ella espontáneamente para descansar. Al no tener barrotes o barreras, permite al peque ver el mundo sin obstáculos visuales.

Ventajas para tu peque en su desarrollo cognitivo e intelectual

María Montessori decía que las camas con barrotes o alargar la estancia en las cunas a edades en las que el peque pide y necesita movimiento, es un obstáculo para el desarrollo intelectual de los niños, sobretodo porque esto les fuerza a dormir con demasiada frecuencia y por más tiempo.

Al ser una cama baja, los más pequeños podrán moverse de manera libre entrando y saliendo de ella cuando necesiten.

Además si has optado por tener una cama Montessori, probablemente toda la habitación irá orientada al mismo estilo. Pondrás muebles a su altura, la sencillez y los colores neutros estarán muy presentes y esto hará que no haya demasiados estímulos, consiguiendo que el peque desarrolle toda su creatividad sin distracciones. El aprendizaje de su entorno será muy natural ya que no hay nada que lo distraiga y a nivel motor todo será accesible para él sin tener que pedirte que lo ayudes.

Ganas en Tranquilidad

Te ahorrarás bastante dinero en barreras y tú estarás más tranquila porque podrás hacer cosas sin preocuparte de que se caiga a una altura considerable. Si tienes un peque que se mueve mucho mientras duerme, se puede caer por los pies de la cama , no solo por los laterales. También al ser una cama con muy pocos ángulos el peque de la casa puede jugar con tranquilidad cerca de ella o incluso encima.

cama Montessori

Una de las cosas que hay que tener en cuenta al elegir la opción de poner una cama Montessori, es asegurarnos de tener todo preparado para facilitar esa exploración y esa libertad de movimiento sin que le peque corra algún peligro. Enchufes tapados, cables recogidos y si por casualidad la habitación está cerca de una escalera, puedes optar por cerrar la puerta (no recomendable) o poner una barrera en la escalera, algo muy útil porque por la escalera se puede caer en cualquier momento esté o no en la habitación y es una forma de adaptar nuestro hogar al peque de la familia sin perder autonomía y conocimiento del entorno en el que vive.

¿Cama tipi, cama casita o colchón en el suelo, cuál es mejor?

No existe una cama Montessori mejor que otra, todo dependerá de tus necesidades, tus gustos y tu presupuesto, pero todas cumplirán la función principal, que es la de dar libertad de movimiento al niño.

cama casita

El colchón directo en el suelo es una opción que muchas familias descartan porque la zona donde viven es fría, tienen suelo de cerámica, no les gusta tener una habitación que parezca un campamento o les da la sensación de suciedad. Si este es tu caso, las camas en forma de tipi, las camas casitas o camas bajas para niños, seguramente te gusten mucho más. Este tipo de camas infantiles le darán un aspecto a la habitación infantil más bonito y armónico visualmente. Probablemente encaje más con el estilo decorativo de tu casa.

Ahora que ya conoces las ventajas y todos los secretos de porque una cama Montessori puede ser beneficiosa para tu peque, seguro que te animas a poner una en tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.