Preguntas Frecuentes

Es un método, una técnica , una herramienta de comunicación eficaz para que el bebé pueda decirnos que le pasa y que necesita. Evita frustración al bebé por no saber hacerse entender, reduce el llanto al ver que su mamá y papá le entienden. A su vez reduce la frustración de los adultos al no tener que adivinar porqué está llorando el bebé.

También sirve como traductor durante las primeras palabras cuando empieza a hablar y no se le entiende, y como traductor entre uno o varios idiomas.

No, un idioma se caracteriza por tener una estructura gramatical y  está ligado a la cultura del país. En el Baby Sign se usa vocabulario de la Lengua de Signos elegida, pero no tiene la estructura gramatical propia de la Lengua de Signos, aunque te servirá como base para aprender el idioma signado más adelante. 

100% No.

La mayoría de las personas confunden el habla con el lenguaje y la comunicación.

El lenguaje es la base de la comunicación del ser humano. Un niño que empieza a comunicarse con signos, está haciendo uso del lenguaje, de hecho está usando mucho más lenguaje y vocabulario que un peque que no signa. El lenguaje puede incluir gestos, signos, imágenes y/o habla.

El habla es el proceso por el que se producen la voz y los sonidos y se combinan en palabras para comunicarse. Hablar es expresar mediante mecanismos físicos y fisiológicos lo que queremos comunicar. Para hablar, un peque necesita coordinar una serie de movimientos para poner voz a lo que quiere comunicar.

En logopedia, se usa la lengua de signos bimodal como sistema aumentativo de la comunicación. La comunicación es innata y es el medio para transmitir información. Por tanto, no retrasará el habla, al contrario, estará más expuesto al lenguaje, tendrá mucho más vocabulario a su alcance para poder expresarse, tendrá más interacción comunicativa y a su vez estimulará el habla. Ojo!!! no significa que vaya a hablar antes de lo que debería, eso sucederá cuando su aparato fonoarticulador esté suficientemente maduro. ¡Y recuerda!, los signos cuentan como palabras.

Los problemas del lenguaje son difíciles de detectar a edades muy tempranas, pero si ya implementas el Baby Sign estarás ayudando a tu pequeño desde muy temprano, en el caso de que tenga algún trastorno evolutivo del lenguaje o de comunicación.

No, el Baby Sign surgió en EEUU. Seguramente encuentres mucho más material ya que llevan años implementando el método en su país, pero eso no significa que tenga que hacerse con signos de la lengua de signos americana, se puede hacer en cualquier idioma de lengua de signos. El Baby Sign NO es universal porque no es un idioma.

Aunque puedes usar el método solo para comunicarte con tu bebé hasta que aprende a hablar y después dejarlo, yo os animo a educar en la inclusividad. Así que lo mejor que os puedo recomendar es:

  • Entender el método para evitar frustraciones futuras o decepciones, puedes ver vídeos de signos en Youtube, pero sino aprendes ni entiendes como implementar la técnica, acabarás pensando que el método no funciona.
  • Hacerlo en la lengua de signos oficial de tu país. En el parque y /o escuelas infantiles van  bebés de padres sordos, bebés con necesidades especiales y ellos se comunican mediante signos de la lengua oficial del país, (te recomiendo leer el post sobre lengua de signos y niños con necesidades especiales), es bonito ver en vivo y en directo lo que pasa cuando ves las maravillas de usar baby Sign en la lengua de signos oficial de tu país;  sobretodo en las escuelitas infantiles. Además abrimos barreras  comunicativas y les damos a éstos niños la importancia que tienen como parte de la sociedad. Le estamos dando a nuestros peques la oportunidad de crecer en la diversidad como algo natural  e integrarlo desde sus primeros años de vida.

Los signos de cada lengua de signos tienen relación con la cultura y el entorno en el que vivimos. Esto consigue que el bebé reconozca movimientos de manera más rápida que si se los enseñamos de otra cultura.

También estamos favoreciendo que las mamás y papás de hijos sordos, o con niños con necesidades especiales (síndrome de Down, Autismo, etc), no encuentren barreras de comunicación y socialización en escuelas infantiles y/o colegios. Por eso, en Cucumama uso la lengua de signos española además de apostar por la inclusión.

Si siempre pensaste que la lengua de signos española debería enseñarse en los colegios y además defiendes la inclusividad, empezar por enseñarle a tu peque a comunicarse con unos pocos signos de este idioma facilitará que eso pueda ocurrir algún día. No esperes que los de arriba hagan el cambio, empieza por cambiar tú para llegar hacía la sociedad que te gustaría tener.

Se puede empezar desde el nacimiento, pero es probable que pierdas la constancia y la paciencia, no por empezar antes, signará antes. Yo te recomiendo empezar sobre los 6 meses o más si la paciencia no es tu fuerte, ya que empezará a devolver algún signo sobre los 10 meses, (dependerá del ritmo de cada peque). Hay ciertas señales que nos dirán cuando está preparado nuestro bebé para empezar a signarle y tener más posibilidades de que nos devuelva algún signo pronto.

Nunca es tarde para empezar a signar, al contrario, siempre hay más de un motivo para lanzarse con el método.

Pensamos que si nuestro peque ya habla, ¿para qué le vamos a enseñar a comunicarse en lengua de signos? Aquí tienes varios motivos:

  • Nos va a ayudar a entender las nuevas palabras que está aprendiendo y le cuesta pronunciar.
  • Es útil para entender que pasa cuando las rabietas le bloquean a la hora de expresarse.
  • Nos ayudará a que entiendan sus emociones y puedan expresarlas.
  • Les ayuda a ser más autónomos.
  • Fomentaremos la inclusión a la vez que facilitamos el bilingüismo.
  • A estas edades, la lengua de signos es perfecta para aprender un idioma oral diferente al que se habla en casa.
  • Lo Mejor!!!, aprende mucho más rápido a signar y entenderá más en profundidad el mundo que le rodea y su mundo interior.

No hay límite de edad. Más allá de la etapa de bebé existen motivos para seguir usándola:

  • Te pueden servir como lenguaje secreto entre tu peque y tú. 
  • Para hablar en distancias largas y no estar gritando en mitad de una feria o en las fiestas del pueblo o en medio del Carrefour, por poner un ejemplo.
  • Para aprender idiomas de forma fácil y divertida.
  • Incluso, después de una operación de amígdalas o cualquier afección en las cuerdas vocales como la afonía esto ayudará a no forzar la voz.
  • Si practicas submarinismo, podrás comunicarte más allá de las señas básicas que se usan debajo del agua.

Es recomendable que todas las personas que se dediquen al cuidado del bebé se involucren usando el método, de esta forma el peque estará más familiarizado con esta manera de comunicarse y signará mucho más rápido. Además creará y fortalecerá un vínculo más rápido con aquellas personas que no sean mamá o papá, por ejemplo, los abuelos a los que ve de vez en cuando o las personas que no sean familiares y se dediquen al cuidado del peque. Madres de día o niñeras/os.

También es útil en las escuelitas infantiles, (guarderías), para que la angustia por separación sea menos traumática.

Por supuesto.

Tanto si sois una familia multilingüe donde papá habla un idioma y mamá habla otro, como si habéis decidido introducir en la educación del peque otro idioma oral a parte del español, la lengua de signos para bebés os será muy útil como puente entre varios idiomas. La lengua de signos actúa como traductor simultáneo de todos los idiomas orales que se os ocurra hablar en casa.

Sí. Podrás usar tu idioma natal mientras signas en lengua de signos española y le servirá de puente entre el idioma materno y el idioma oficial del país. También te será útil a ti, utilizar el material imprimible para aprender el español oral.

Sí se puede, pero no es lo recomendable. Se complica el hecho de que todos los que se involucren en el cuidado del bebé lo recuerden. No tienes una guía a menos que vayas anotando todos los signos inventados en una libreta. Corres el riesgo de que los demás cuidadores también se inventen algunos signos y complica el entendimiento con el bebé.

Solo es recomendable para signar los nombres propios, ya que deletrearlos es complicado para un bebé. Podría ser para signar a la mascota (aunque aquí yo os recomiendo hacer el signo del animal y en vez de decir «perro» o «Gato» decir el nombre de la mascota), o para diferenciar un abuelo, abuela, o hermanos (si tiene muchos, para no estar signando siempre el mismo signo para todos).

lengua de signos para bebés