Lengua de signos

Usar lengua de signos con bebés oyentes. Mi experiencia

baby sign

¿Habéis visto la pelí­cula “Los padres de él?”. Me hacía muchísima gracia ver al abuelo (ex espí­a) con su nieto utilizando la lengua de signos. Me parecía algo increíble. Pero cuando nació mi hijo me acordé de esta película que habí­a visto unas mil veces y entonces fue cuando me dije: ¿imposible o posible?.  Y fue entonces donde empecé a usar lengua de signos con mi peque.

Me puse a investigar. Realmente quería que fuera posible comunicarme con mi hijo antes de que aprendiera hablar. A partir de ahí me apunté a un curso de intérprete de lengua de signos. No necesariamente tienes que ser intérprete para usar lengua de signos con tu hijo o hija. Con los bebés se usan palabras sueltas y simples pero requiere técnica, paciencia y en mi caso me ayuda mucho el Método Montessori.

Decidimos hacerlo como un juego, respetando la naturaleza del niño y usando los materiales que Montessori nos ofrece y que aún seguimos usando para enriquecer vocabulario. La experiencia ha sido mucho más que positiva. Él puede hablar conmigo sabiendo que le voy a entender y a su vez aprende a hablar al mismo tiempo que signa. La lengua de signos es super completa y ofrece múltiples posibilidades para aprenderla. A través de cuentos, la música, la cuerda de la belleza Montessori.

Empecé a usar lengua de los signos a partir de los 6 meses más o menos justo cuando empezamos el baby led weaning, y cuando ya hacía adiós y hola con la manita. Más adelante descubrí que puedes mostrarle los signos antes. Ahora estamos en la fase de gestionar las rabietas e intentando que pueda describir sus emociones, usamos el libro del monstruo de los colores y material Montessori low cost que pronto os lo enseñaré en el blog.

Los niños aunque parezcan impasibles a lo que ocurre a su alrededor, en realidad son esponjas absorbentes. En menos que canta un gallo están imitando todo lo que haces. No sabes de donde han sacado esas cosas hasta que te ves reflejada en ellos. Ejemplo, si eres una “besucona” como yo y estás todo el día dando besos y abrazos a todo el mundo, (no solo a él) al final él también desprende amor por todas partes. Es increíble todo lo que aprenden a decir solo con su manitas y la cara de felicidad que ponen cuando les entiendes. Mi hijo me echa una sonrisa  acompañada de saltitos de alegría que me tiene enamorada.

Las razones por las que uso la lengua de signos con él son 3.

  1. Para comunicarme con él antes de que aprenda hablar.
  2. Para que él pueda comunicarse conmigo. Esta es la razón de peso, porque ellos nos entienden, pero nosotros a ellos no y sienten la necesidad de comunicarse. De hecho lo hacen a todas horas en su idioma y con sus gestos. Cuando no les entiendes se frustran.
  3. Para evitar rabietas en lo que respecta a la comunicación. Enlazada a la razón anterior. Debido a la frustración se empiezan a molestar. Cuando tardas en atender sus necesidades y es solo por una falta de entendimiento en la comunicación se frustran. Más o menos como nos pasa a los adultos cuando no nos entienden. Nosotros sabemos canalizar nuestra frustración y por eso no pataleamos (o si, depende). usar lengua de signos con niños

¿Cuando  y cómo empecé?

  • Empezó a señalar cosas, coincidió que también hací­a palmas y decía hola y adiós con las manos.
  • Se sostení­a sentado. En realidad todo vino de golpe cuando empezó a hacer esos pequeños gestos con las manos él ya sabí­a sentarse solo. Es normal que empiecen a interactuar a su manera ya que con esta posición tienen más campo visual de su entorno.
  • Seguí uno de los principios básicos de Montessori. Seguir al niño. De esta forma sabía exactamente que signos serían útiles para empezar a enseñarle.
  • Empecé con 5 signos básicos (los más útiles para él) y después fui aumentando.

Cada peque es un mundo. Tienes que observarle para saber que necesita expresar y de esta forma le enseñas los signos que más interesan. Él los aprenderá más fácilmente.

Si quieres tener una comunicación con tu peque, esta es una opción además de útil, divertidísima. Eso sí, tienes que tener mucha paciencia. Los primeros signos tardan en aprenderlos bastante tiempo. Mi peque desde que empezamos, hasta que hizo su primer signo tardó unos 4 meses. Después va más rápido en el aprendizaje. Hay que hacerlo como si fuera un juego, sin agobios. Usar lengua de signos tiene muchas ventajas escribí sobre ellas, así que si estás interesado no dudes en leer ese post.

¿Te planteaste alguna vez usar lengua de signos con tu bebé?. Ya sabes que compartiendo me haces super feliz. Así­ poquito a poco van conociendo cucu mama . Muchísimas gracias.

 

Ey!, No te pierdas también estas entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *