BLW- Alimentación Complementaria

Cuchara y Baby Led Weaning. ¿Son compatibles?

¿blw o cuchara?

Como ya sabéis en casa hemos introducido la alimentación complementaria de una forma poco tradicional. Lo hicimos directamente con sólidos, sin papillas. El peque era quien controlaba la cantidad que quería o necesitaba comer. Sin dramas ni avioncitos imaginarios que aterrizan en la boca. ¿Os suena?. Como comer con cuchara si hacemos baby led weaning.

Cuando practicas esta forma de alimentación con los peques, muchos padres se echan las manos a la cabeza. Una de las preguntas que nos hacemos todos, (yo también me la hice), era como darle la sopa, las cremas, etc etc. ¿No le damos nada caldoso hasta que no sepa coger la cuchara para no interferir en su aprendizaje?.

El baby led weaning como ya he comentado en otros artículos consiste en que los peques aprendan a comer. No se trata de cocinar platos diferentes para cada miembro de la familia. Así que si un día toca potaje o lentejas o sopa no hay porque hacer un plato diferente para que no coma con la cuchara. Muchos dicen de dar el caldo en un vaso y las lentejas o lo que lleva el potaje en un plato. Pero sinceramente no están aprendiendo a comer si les damos así la comida. Si es así como la comemos nosotros habitualmente estará bien. No debemos olvidar que en la mesa nosotros somos su mejor ejemplo.

La cuchara es totalmente compatible aunque muchos padres se echen las manos a la cabeza y conviertan en un pecado capital utilizarla.

¿Como le damos de comer con la cuchara respetando el método?

  • Nunca le introduciremos la cuchara por la fuerza. Él nos mandará una señal cuando podamos dársela. Abrirá la boca. Estará receptivo.
  • Evita hacer el avioncito, respeta cuando no quiere más o no quiere comer. Él sabe cuando está lleno.
  • La cuchara no se introduce al final de la boca. Una vez que nos abre la boca le meteremos la cantidad de la cuchara o la que le quepa en el principio de la boca. Haciéndolo así él la podrá gestionar mejor dentro de su boca. Familiarizarse con la nueva textura y sobretodo muy importante evitaremos eso que nos da tanto miedo a los padres. El atragantamiento.
  • Déjale jugar con la cuchara sobretodo cuando ya quede menos en el plato de esta forma, limpiarás menos. Si puedes ponerte un chubasquero nunca resultará exagerado, créeme. Los peques nos observan, intentarán imitarnos, esto quiere decir que se esforzarán por hacer lo mismo que nosotros hacemos con la cuchara, solo que a ellos no les saldrá muy bien. Aún así debemos dejar que practiquen si muestran interés por usar la cuchara. Nunca privarles de ese privilegio de experimentar.
  • No compres cucharas especiales BLW, con las que tienes en casa bastará. Las de postre son geniales. O si lo prefieres una cuchara de bebé normal. Mejor  que ésta sea de metal. De esta forma cuando toque usar los cubiertos de casa habituales él estará más familiarizado con el material y no notará la diferencia.

 

Puedes hacer la alimentación complementaria de forma mixta (papillas y sólidos). Todo dependerá de la situación en la que te encuentres. Si los peques van a guardería y se quedan a comer es posible que los cuidadores no se sientan cómodos con el BLW o puede que tú no te quedes tranquila si siguen ese método sin conocerlo. También puede que les dejes en casa de los abuelos y ellos no se sientan seguros con el método BLW y prefieran darle papillas. Por tu tranquilidad y la de todos, es mejor así. No te preocupes, es totalmente compatible y no se confunden. De la otra manera no le dejarías en ningún lado y… ¿sino tienes otra alternativa?. No te agobies disfruta de cada momento y no te vuelvas un talibán o talibana de la cuchara.

¿Te gustó? ya sabes que me haría muy feliz si lo compartes y si te animas puedes dejarme un comentario. Quizás quieras explicar tu experiencia o dar algún aporte más. Ya sabes eres bienvenido/a.

Ey!, No te pierdas también estas entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *