Crianza

10 secretos sobre mi. Mi lado más imperfecto.

secretos

Si has leí­do la página que habla  sobre mi sabrás un poco de mi historia, pero ahí­ no te lo cuento todo. En esta entrada te quiero mostrar mis secretos. Mi lado más humano. Mi nombre ya lo sabes, pero si aún no has leí­do la página “conóceme”, me llamo Noemi.

Como es de esperar, no soy perfecta. Me ha costado aceptar mi mundo imperfecto, aunque no sé a quién le ha costado más, si a mi pareja, que es para hacerle un monumento, o a mi. No me enrollo más que sino no sabrás quién es Cucu mama o mejor dicho quien soy.

  1. No soy puntual. En mi vida personal, (en el trabajo siempre llego antes). A mi pareja le traigo de cabeza con eso. En mi defensa diré que desde que tengo a cucupeque soy más puntual que antes. Tanto ensayar para llevar al peque a las citas del pediatra a tiempo, hace méritos. Ahora es el pediatra quien no es puntual…
  2. Tengo mala memoria. Desde que soy madre mi memoria se ha perdido por completo, se me olvida todo muy rápidamente. Solución, una buena agenda y un montón de alarmas en el móvil. Funciona siempre que me acuerde donde he puesto la agenda y/o el móvil. Para saber donde están las llaves canto el matarile, a ver si aparecen mientras evito ponerme nerviosa.
  3. Mi timbre de voz es alto, vamos que tengo buenos pulmones, (sobretodo si me cabreo). Con esto de la crianza en positivo y respetuosa intento controlar ese timbre. Una lucha interna entre lo que soy y lo que quiero ser. Con el reto del rinoceronte naranja me he propuesto dejar a un lado los gritos. Lo conseguiré.
  4. Me gusta leer aunque no paso de la primera página. Mi pequeño saltamontes decidió comerse mi tiempo y cuando creo que lo tengo, me quedo dormida.
  5. Soy muy cabezota. Si algo se me mete en la cabeza dificilmente cambio de opinión a menos que me lo argumentes. También soy cabezota en el sentido bueno, cuando tengo una idea, la pongo en práctica me cueste lo que me cueste y no me la quitan de la cabeza por mucho que me lo quieran argumentar.
  6. Tengo una lista de cosas pendientes. Cosas que me gustarí­a hacer y siempre encuentro una excusa para dejarlo y hacerlo en otro momento.
  7. Me gusta el paddle surf. ¡Adivina!!. No lo practico, ni lo he probado. Es una de esas cosas que he dejado pendiente. Cuando me decidí a hacerlo resulta que estaba embarazada, después con el peque imposible, así­ que ahora me toca esperar. Me encantaría poder hacerlo con el peque cuando éste sepa nadar. Total que ya estoy poniendo más excusas para alargarlo, aish.
  8. No tengo paciencia. Ahora practico todos los dí­as ese arte y de tanto practicar puedo decir que solo tengo paciencia para mi cucupeque. Como él se la lleva toda (que no es mucha), para el resto no tengo nada. Pobre maridovio…
  9. Me gustaría ser madre por segunda vez. Pero esta vez sin sorpresas. Aunque para eso tendría que convencer al padre que no está por la labor de repetir la experiencia, dice que está mayor. Así que tendré que renunciar al segundo por el bien de mi matrimovio. Aunque creo que la psicología inversa me puede funcionar, técnicas de una bimadre frustrada. (Aquí sale mi lado cabezota)
  10. No estoy casada y me gusta inventarme palabras alrededor de ese tema. Matrimovio, marinovio, maridovio, etc.


Hasta aquí­ mis pequeñas cosas imperfectas de mi mundo perfectamente imperfecto. Un mundo que me motiva dí­a a día, que me hace proponerme nuevos retos. Es mi inspiración para ser mejor madre y persona. Las imperfecciones no son obstáculos, son aprendizajes. Aunque se tropiece 2 veces con la misma piedra hay que seguir mejorando. ¿Cuáles son tus imperfecciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *