Montessori info

Montessori y embarazo. Claves para tener un embarazo Montessori

Embarazo Montessori. Las claves para tener un embarazo Montessori

Montessori, una filosofía de vida que va más allá de ser un método de enseñanza.

Gracias a mi primer hijo, conocí la filosofía Montessori. No tuve la suerte de descubrirlo durante el embarazo.  Ahora que estoy embarazada del segundo, es cuando conecto Montessori y embarazo. Me costó mucho conectar debido a una serie de acontecimientos con los que no contaba, así que, no os voy a engañar, al principio no fue un embarazo Montessori. Desde el primer trimestre con vómitos y náuseas y cuidando 24/7 de un peque de 4 años en solitario. Luego me diagnosticaron placenta previa oclusiva parcial y problemas de tiroides. Esto ya si que sí fue el toque de alarma. Esto me hizo ponerme manos a la obra para reconectar con el embarazo al estilo Montessori que yo quería tener.

¿Por qué te cuento esta historia?

Seguramente pensarás que Montessori es un tipo de pedagogía. Si has buscado información verás que todos hablan de lo mismo, de materiales, actividades para ciertas edades, de las áreas Montessori , teoría por aquí y teoría por allá . Aquí mismo en este blog encontrarás información sobre ello.

Lo cierto es que Montessori yo no lo veo como un método de enseñanza, ni de estimulación, sino como algo que empieza desde el alma. Para mi es una filosofía de vida que empieza primero por nosotros como padres. Debemos "fabricarnos" como padres Montessori para poder dar lo mejor de nosotros a nuestros hijos. Así que Montessori empieza desde mucho más allá del nacimiento de nuestros peques y es un cambio espiritual brutal y necesario. Va mucho más allá de lo que has leído hasta ahora. Ten en cuenta que Maria Montessori vivió muchos años en la India, lo que hizo que la educación y la espiritualidad fuesen cogidas de la mano. Es una pena que de esa parte espiritual que Maria Montessori también quiso transmitir no se hable mucho.

Por este motivo y para ayudarte en esa transformación inicial, voy a contarte porque Montessori y embarazo deberían ir juntos de la mano.

Claves para tener un embarazo Montessori

1. Eliminar el estrés.

Como ya te cuento en el primer párrafo, una serie de acontecimientos durante mi embarazo, añadido a una crianza de un peque de 4 años, 24 horas 7 días a la semana, sin poder delegar en nadie y muy muy intenso, no facilitaba para nada el hecho de que no me estresara.

La matrona incluso achacó los vómitos ya no solo al malestar típico del embarazo, sino también a un posible estrés. Todo esto hizo que me replanteara un cambio radical. Si algo tengo que decir es que con este segundo embarazo he aprendido a tomarme las cosas con calma, ya por una necesidad física y emocional.

A través del cordón umbilical se traspasan muchas emociones. Se sabe que las emociones de la futura mamá también las sentirá el bebé. Si tus pulsaciones aumentan, también lo hará la del bebé. Así que decidí cambiar muchas cosas y una de ellas era empezar a controlar el estrés, ya que empecé a pensar que todo lo malo estaba pasando por culpa de eso. Si lograba mantenerlo a raya todo saldría bien y ahora estando de 37 semanas, puedo decir que todo ha salido a pedir de boca. Placenta en su sitio, tiroides controlada, análisis de sangre sin sobresaltos y tensión estupenda.

En mi caso me adentré en el mundo de la meditación, posturas de yoga para embarazadas novatas, (nunca había hecho yoga), y me centré en encontrar el equilibrio que necesitaba para reconectar con el embarazo y el futuro bebé. También me ha unido mucho más a mi peque de 4 años, ya que imita todo lo que hago y le llama la atención, así que hacemos yoga en familia y ejercicios de respiración juntos y aprendemos a relajarnos los dos.

2. Hablar con el bebé y contarle cuentos o cantar.

Los bebés a partir de la semana 16 ya oyen las voces  y son capaces de reconocerlas. Es otra forma de conectar con tu bebé. Una manera de conectarle con el mundo exterior a través del interior. Podría decirse que sería la parte más sensorial que tanto hincapié hace Maria Montessori, un área muy importante desde que son bebés.

Yo no soy de contar muchos cuentos, pero si me encanta cantar, mientras limpio y cuando me ducho (como a casi todos). El bebé lo debe de estar flipando ahí dentro. Al menos ya está concienciado que su madre no es cantante profesional.

Lo que si hice por recomendación de una amiga, era hablar con él para que subiera la placenta y la quitara del canal de parto, que su misión era nacer vía vaginal y no nos gustaba la idea de una cesárea programada. Se puso manos a la obra con esta misión porque está bien metidito en el canal de parto y la placenta ya está fuera de su camino.

En casa le hablamos todos. La voz de papá creemos que es la que más le gusta. En la eco 4D descubrimos que cada vez que papi hablaba, nuestro pequeño nos regalaba una sonrisa. Con la voz del futuro hermano mayor, da unos patadones increíbles. Seguramente bebé 2 tiene ganas de conocer a su compañero de aventuras.

3. Escuchar música.

Va ligado un poco al punto número 2, pero esta vez no cantas tú, sino que le pones música. Dicen que ponerle música a nuestro bebé lo estimula y le ayudará en su desarrollo neurológico.

Hay estudios científicos que recomiendan poner música de Mozart para estimular la inteligencia.

En mi caso y para seguir la metódica de la relajación y meditación lo que he hecho ha sido poner mantras específicos para preparación al parto y también para la protección y relajación del bebé.

El mantra que más oigo y repito a lo largo de mi embarazo por la fuerza que me transmite es  el que os pongo más abajo. Vale la pena oírlo. Yo, cada vez que lo escucho siento movimientos muy suaves en el vientre por parte del bebé, como si nos comunicáramos y él desde dentro me dijera que todo va bien. La sensación de paz es brutal y ya la tengo guardada en el pendrive para llevarla conmigo el día del parto.

4. Preparación del ambiente y el entorno.

En Montessori seguro que has oído hablar de los ambientes preparados para el desarrollo del bebé y facilitar su autonomía.

En el embarazo Montessori el entorno preparado no se refiere a la preparación de la habitación del bebé. Sino a la preparación del ambiente donde va a vivir y descansar. Aquí da igual si duerme en habitación separada a la de los padres o si practicáis colecho.

Lo importante a tener en cuenta es una tener un ambiente tranquilo, cálido, colores neutros y sobretodo una mayor consciencia por parte de mamá y papá sobre lo que es el parto y el postparto. Leer sobre aquello que encaja con tu filosofía de crianza, empoderarte en la crianza de tu futuro bebé, asistir a las clases de maternidad. Todo esto te ayudará a preparar el entorno de tu bebé y de tu maternidad.

El tema visitas, es  mejor restringirlas las primeras semanas o en su defecto dosificarlas y que no se convierta ni la habitación del hospital, ni tu casa, en las Ramblas de Barcelona. Gestionar esto antes del nacimiento es fundamental para garantizarle al bebé un entorno tranquilo.

Esto ya es opcional, pero si os apasiona la cultura China como a mi, el tema feng shui en el hogar es algo que os recomiendo encarecidamente. Como ya he dicho antes, este embarazo me ha transformado a todos los niveles y cosas que tenía en el tintero como indagar y poner en marcha el feng shui en el hogar, han salido a la luz. Ahora no solo preparo la llegada del bebé, sino también un hogar en armonía donde las energías fluyan de forma positiva y nos aporten un descanso saludable y un hogar lleno de amor y salud. Así que mi casa, digamos que la estoy alineando con la energía para conseguir un buen feng shui.

Maria Montessori basa su filosofía en el respeto por todas las culturas y en el descubrimiento de cada una de ellas. Mi embarazo está siendo toda una revelación y transformación profunda de lo que es la parte Montessori más espiritual. Me ha adentrado a la cultura más oriental, he descubierto que me apasionaba de antes, pero las prisas y el ajetreo del mundo occidental no me dejaba ver mis auténticas pasiones, mi otro yo desconocido.

Doy gracias a mi segunda maternidad por todo lo que me está transmitiendo. Cuando la filosofía Montessori se traslada al embarazo sigues a tu yo interior y en cierta parte creo que sigues al bebé desde su concepción de la forma más primitiva. Ellos desde antes de su llegada nos transforman y nos guían.

Es importante seguirte a ti también, seguir tu ritmo, escucharte y darte el placer de que nada te interrumpa. Seguir los principios Montessori básicos y adaptarlos a tu embarazo, te llevan hacia un adulto más consciente.

¿Conocías esta forma más profunda de Montessori? ¿Te habías parado a pensar en Montessori más allá de materiales y actividades o un método meramente educativo? Sé la mejor guía de ti misma para ser la mejor guía de tu futuro bebé.

4 comentarios en “Montessori y embarazo. Claves para tener un embarazo Montessori

    1. Y seguimos transformándonos, aprendiendo y cambiando poco a poco todo lo que no nos gusta, para aportar algo mejor a nivel energético y emocional a toda la familia. No es fácil pero ya estamos en el camino que es lo más importante.

  1. Me ha encantado la información, cuando he tenido mis dos hijas he realizado muchas de las cosas que comentas, hablar con mi bebé, cantarle, sentir que estaba presente.
    No sabía que había una técnica que era Montessori, embarazado consciente, si bien me ha agradado mucho que hablaras de Feng Shui a nivel de preparar el ambiente y armonizar el hogar.
    Los bebes y el feng shui son energía conectada, además si la mamá está en un ambiente de armonía y equilibrio libera estrés y tiene más capacidad para conectar con su interior y su bebe. Cuando luego nuestro bebe está en casa, su habitación se vuelve un entorno especial y un buen feng shui permite que duerman mejor, coman mejor y crezcan más felices.

    Gracias por difundir esta información.

    1. Gracias a vosotros por comentar.
      Para mi el feng shui ha sido todo un descubrimiento hasta el punto que ya estoy haciendo el mapa bagua de mi casa y formándome mejor para armonizar todo los espacios, no solo la habitación de los peques. Es tan importante sentirnos conectados con la energía y aprovecharla al máximo para obtener todos los beneficios que nos ofrece sobretodo para la salud.

      Un embarazo Montessori es eso, un embarazo consciente y una preparación como adulto hacia el camino de transformarnos en papás y mamás, pasando también por un ambiente preparado y armonizado. Todo en su conjunto forma parte del principio de una crianza Montessori. Es la parte espiritual que todo el mundo desconoce de esta filosofía de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *