elegir la cuna

Cómo elegir la cuna del bebé: una guía práctica

El sueño del bebé es un tema que preocupa a todos los padres, tanto los primerizos como los ya veteranos. Ya sabemos que si el bebé no duerme bien ¡nadie en casa lo hará! Elegir una cuna para el bebé segura, práctica y cómoda es importante para garantizarles un buen descanso.

¿Colecho o cuna? ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una cuna? ¿Cómo debe ser y qué requisitos de seguridad debe cumplir una cuna para bebé? Vamos a intentar dar respuesta a estas y a otras preguntas para que elegir la cuna más adecuada no os quite el sueño.

4 aspectos que hay que tener en cuenta antes de comprar una cuna

Para ayudaros a acertar en la elección de la cuna de vuestro bebé, antes de lanzaros a buscar entre los diferentes modelos que hay en el mercado, deberíais intentar dar respuesta a estas cuestiones.

1. ¿Colecho sí o colecho no?

El colecho es una práctica en la que los bebés o niños duermen junto a uno o ambos padres. Esta forma de dormir, para algunas familias, ofrece muchos beneficios. Otras familias, sin embargo, sienten miedo a perder su espacio e intimidad y a no conseguir descansar bien.

Practicar o no el colecho debe ser una decisión que se tome de forma consciente, analizando sus ventajas e inconvenientes desde la perspectiva y necesidades de cada familia.

Eso sí, en caso de decidir practicar el colecho en la cama hay que tener en cuenta una serie de precauciones porque existe riesgo de asfixia o aplastamiento, sobre todo cuando el colecho se realiza con niños menores de 6 meses.

En estos casos, elegir una cuna colecho permite practicar un colecho seguro, disfrutando de sus beneficios y sin poner en riesgo al bebé. Si esta opción es la que más os gusta, mira en este listado para conocer qué es lo que tienes que tener en cuenta antes de elegir una cuna colecho y para ver una comparativa de las mejores cunas colecho del mercado.

2. ¿De cuánto espacio dispones?

Medir bien los espacios es necesario para asegurarnos de que la cuna se puede colocar de forma cómoda y práctica. Esto es muy importante, sobre todo si nos decidimos por una convertible, que son más grandes que las cunas convencionales.

3. ¿Cuánto tiempo va a utilizar el bebé la cuna?

Minicunas, cunas, cunas colecho o cunas convertibles… las opciones son muchas. Elegir entre una u otra dependerá de nuestras prioridades y del uso que queramos hacer de ellas.

4. ¿Cuál es tu presupuesto?

La llegada de un bebé a la familia supone una gran alegría pero también puede acabar suponiendo un agujero en el presupuesto familiar. Según este estudio de la OCU, el gasto medio anual durante el primer año de vida de un hijo supera los 7000 euros.

Por ello tenemos que tener en cuenta el presupuesto del que disponemos para elegir la opción que nos resulte más adecuada.

como elegir la cuna del bebe

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir la cuna del bebé?

Si ya hemos dado respuesta a las cuestiones anteriores tendremos una idea más o menos clara de qué tipo de cuna es la más adecuada para nuestro bebé y nuestras circunstancias familiares.

Pero antes de elegir una cuna debemos asegurarnos que cumple con todas las normativas y requisitos para que resulte tan segura como cómoda. Veamos:

Las barandillas de la cuna

Para garantizar la seguridad los barrotes de las barandillas de la cuna deben estar separados entre sí por una distancia comprendida entre los 4,5 cm y los 6,5 cm.

Algunas cunas disponen de barandillas móviles que se pueden regular en varias posiciones para facilitar el acostar y sacar al bebé de la cuna. En estos casos también debemos asegurarnos de que cuenten con un doble seguro de cierre con dispositivos de bloqueo.

Altura de la cuna

Las cunas deben tener una altura interna mínima de 60 cm en su posición más baja y de 30 cm en la más alta.

Somier de la cuna

El somier de la cuna del bebé debe ser sólido, rígido e indeformable. En algunos modelos de cuna el somier se puede colocar a diferentes alturas según la edad del bebé.

Colchón de cuna

El colchón para la cuna debe ser sólido y firme. Están desaconsejados los colchones demasiado blandos porque pueden resultar peligrosos.

Es importante también que el colchón se adapte perfectamente al tamaño de la cuna, de modo que no queden espacios libres entre el colchón y la estructura de la cuna por donde el bebé pueda escurrirse o quedar atrapado.

Ruedas

Las cunas con ruedas resultan muy prácticas a la hora de moverlas por la habitación o para llevarlas de un lugar a otro. Si nos decidimos por una de ellas debemos tener en cuenta que al menos dos de las ruedas cuenten con freno.

Materiales de la cuna y acabados

Tanto los materiales como los barnices o pinturas de la cuna deben ser no tóxicos. ¡Ya verás cuantas veces descubres a tu hijo chupando los barrotes o mordisqueando la barandilla!

También hay que poner especial atención a los acabados: que no haya bordes afilados o aristas y que los tornillos de fijación queden pulidos y encajados.

Una vez que hayas elegido la cuna más adecuada para tu bebé ya solo te quedará deleitarte frente a ella mientras lo ves dormir plácidamente y ¡sorprenderte de ver lo rápido que crecen! ¡Dulces sueños a toda la familia!

2 comentarios en “Cómo elegir la cuna del bebé: una guía práctica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *