Lengua de signos

BLW y lengua de signos española, comunicación en la mesa.

Si aún no sabes que es el BLW y te suena todo a chino, déjame hacerte un pequeño resumen antes  de seguir. El BLW es un método de alimentación complementaria basado en la alimentación autorregulada por el niño. Se le da directamente a probar el alimento sin triturar. Ellos son los que comen por sí mismos y experimentan con texturas, sabores, colores a la par que aprenden a masticar y fortalecen su mandíbula.  Ellos son los que se meten la comida a la boca y aprenden a gestionarla. Es un método respetuoso y muy Montessori. A mí me encanta porque es una actividad sensorial magnífica. Al sentarse con nosotros en la mesa, imitan como cogemos los cubiertos, se interesan por ellos de forma natural. Este es el motivo por el que te quiero hablar de las ventajas que tiene usar blw y lengua de signos a la vez.

blw y lengua de signos blw y lengua de signos

Como los peques aún no saben hablar, el BLW y la lengua de signos son la combinación perfecta.  

Ya os expliqué que no hay una lengua de signos universal. Existen un total de 156 idiomas dentro de la lengua de signos. Como ya sabéis en casa usamos la lengua de signos española.

Comer debe ser un placer pero no solo para las papilas gustativas. Es el momento familiar en el que podemos conversar mientras disfrutamos de la comida. Nunca me ha gustado poner la tele mientras comemos porque al final siempre te distraes viéndola y te olvidas de la comunicación.

En casa intento inculcarle al peque este tipo de cosas. Quiero que disfrute de la comida y a su vez de un momento familiar maravilloso que con la tele encendida no sería posible.

Aprovechamos para mostrarle el signo cuando hemos terminado de comer, donde está el agua, los cubiertos, colores. Siempre le digo: “mira, mami se va a comer comida naranja o comida verde y ¿tu que color vas a comer?”. También le enseñamos las frutas para que nos la pueda pedir por si alguna le apetece más que otra.

Realmente empezamos con los signos de “comer”, “agua”, “más” y “terminado” de esta forma sabíamos cuando tenía hambre, sed o está lleno.

blw y lengua de signos blw y lengua de signos blw y lengua de signos

¿Qué beneficios tiene usar estos 2 métodos unidos?

  • Con el BLW. Practica psicomotricidad fina y ejercita la mandíbula. Esto le ayudará a la hora de hablar. Además le ayudará a reconocer los alimentos uno a uno a través del tacto y los sabores. Con los signos aprenderá a decirnos que quiere, que alimento le gusta más o cual le apetece.
  • Con los signos ejercita la motricidad, al igual que con el BLW. Le acercamos al lenguaje y le enriquecemos con nuevas palabras en su vocabulario  dentro del ámbito alimenticio mientras aprende a hablar de forma oral.

Y si quieres te cuento otro secreto. Cocinar con tu peque ayuda mucho más a conocer los alimentos. Poco a poco sabrán que es lo que se usa para cocinarlos. La otra noche se despertó con antojo de macarrones  eran las 3 am y ni corto ni perezoso se fue a la cocina a coger la olla para cocinarlos y me pidió “agua” (que le pusiera agua en la olla para hacer los macarrones). Le signé la palabra leche y parece que atendió a razones y se conformó con un vaso de leche, jeje. Otro día os cuento como cocinamos juntos a la vez que signamos, como empezamos y utensilios que estamos usando.

¿Qué te parece la idea de comer todos juntos, usar el BLW y lengua de signos? Si te gustaría probarlo pero no tienes claro como empezar déjame un comentario, o contactáme en el grupo de Facebook. https://www.facebook.com/groups/MontessoriyLenguadeSignos/.

Te espero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *